no está satisfecha

"Lamentablemente aún no hemos procesado razonablemente la guerra con Sendero"

Entrevista a Matilde Caplansky

Publicado: 2016-04-20
Psicóloga egresada por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Matilde Caplansky fue la primera mujer peruana en estudiar psicoanálisis. Past President de la Sociedad Peruana de Psicoanálisis.  En 1976 fundó el Centro de Desarrollo y Asesoría Psicosocial (Cedapp), una organización sin fines de lucro que ayuda a niños y mujeres. Directa y locuaz nos da luces del comportamiento emocional del electorado ad portas de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Mati, ¿cuál es tu balance del escenario electoral en su primera vuelta?
El escenario ha sido nada alentador, muy malo, aunque yo, ya venía previendo una gran tensión en torno al proceso electoral en general; la gente estaba nerviosa, angustiada, muy insegura; ello ha conformado una muy fea situación, hacía mucho tiempo que no veía una situación similar.
¿A qué crees que se deba esa condición?
Tengo una conjetura: el hecho de que nosotros, como sociedad, no hemos procesado razonablemente la guerra con Sendero y que, nuevamente, a puertas de una elección, la gente sintió que su resultado podría volvernos a poner en peligro; la gente se descompensó muy significativamente, a pesar que ya hemos tenido varias elecciones. Añadamos a esto, la mala organización de las elecciones: un caos total en plena votación, haciendo colas interminables con un sol incesante y con 300 personas en cada aula... ¡dime tú!
Keiko Fujimori ha pasado a la segunda vuelta con casi el 40% de los votos válidamente emitidos ¿Qué tanto influyó el factor emocional en el voto de los electores?

Son dos cosas; primero, el hecho que lo emocional forma parte del acto de votar; ha sido un factor probadamente intenso. Hubo una gran cantidad de ancianos que acudieron a votar como nunca. Yo tengo mucho temor con lo que va a pasar con la gente que ha participado en la marcha No a Keiko, especialmente los jóvenes. En un eventual triunfo de ella, ¿dónde se va a ubicar ese sentimiento?, ¿cómo se expresará? porque mucha de esa gente ha participado convencida de lo que dice. A pesar de la pedagogía electoral de la tolerancia . Eso me tiene un poco preocupada, Tania. En segundo lugar, la gente tiene muy malos recuerdos de la guerra interna; si bien en los 80' la izquierda tuvo a Alfonso Barrantes, un hombre cajamarquino muy simpático, a finales de esa década tuvimos a Abimael, que te asusta. Mira, por más que tú seas una persona progresista como es mi caso, el resurgimiento de la izquierda con la señora Verónika generó un gran malestar en determinados sectores de nuestra sociedad, sobre todo en Lima. 

Miremos a la región completa, lo que esta pasando en Brasil con Dilma que la quieren vacar ... entonces son momentos difíciles para la izquierda.

Estuvimos a punto de tener dos mujeres en la competencia electoral de la segunda vuelta... ¿qué nos está indicando ello?
Nuestro país es muy especial en este sentido, más que otros países de América Latina. En el Perú, si bien es un país que está bajo el orden patriarcal, la mujer, la madre, es muy querida. El 44% de los hogares peruanos está sostenido por mujeres. Somos un país donde la madre soltera tiene cabida, lo que no pasa en Argentina ni tampoco en Chile, que se supone están más adelantados. En el Perú, la madre es un paradigma muy interesante porque este es un país de madres e hijos; y el padre es un hijo más, es parte de la prole, con excepciones por supuesto. Por ello, por consideraciones conocidas, es una pena que en esta segunda vuelta no votaré por la candidata mujer, tan aguerridamente feminista que soy, y no poder hacerlo.
En una entrevista anterior decías que Keiko Fujimori era una niña edípica, ¿te parece que ya maduró?
Creo que ya maduró un poco, la veo más articulada, más tranquila. Lo que pasa es que ella es japonesa, tiene ese estilo "cuadradito", se sabe todo de paporreta, su firma comprometiéndose a gobernar de un modo diferente a su padre, todo está calculado. Esa es la impresión que me da porque no la conozco personalmente; pero, creo que es una chica aplicada, inteligente, aunque también muy afectada por lo desmanes de su padre y por la relación de éste con Montesinos, -que dicho sea de paso, no ha aparecido ni por casualidad-, en una relación afectiva, atractiva de poder en el sentido más amplio del término. Ojo, no sexual, sino como socios del cartel, que desea con todo el alma que su padre salga de la cárcel por la puerta grande (algo que la señora Chacón parece haberle leído la mente).
Otro aspecto preocupante es que aún seguimos con la prédica racista en algunos sectores de la sociedad.

Por desgracia el racismo está muy presente en nuestra sociedad. Mira tú, hasta en Estados Unidos se ha morigerado al elegir por vez primera a un negro como presidente, a Barack Obama; por lo menos en la cabeza de los norteamericanos se ha modificado.       

Ello me permite creer que se está avanzando en el nivel de civilización de los pueblos. Nosotros tenemos en el Perú etnias que están en la edad de piedra, y otros grupos que están más cerca a la civilización del segundo mundo, y habrá uno o dos que se ubican en el primer mundo. Somos un país con niveles de civilización muy distintos en un mismo territorio, que de por sí están incomunicados geográficamente y con distintas culturas.

¿Por qué crees que Kuczynski, al borde de los 80 años, desea gobernar el Perú?
Un hombre de su edad debería estar en Maine, descansando, comiendo langostas; sin embargo, creo que los genes de su padre pesan más en él. Su padre fue un hombre extraordinario, debe haberle transmitido una vocación de servicio, aunque quizá Pedro Pablo esté probablemente frustrado por no alcanzar el nivel de la obra de su padre; si sale elegido presidente podría igualar, entre comillas, a su padre.
Con los antecedentes citados, ¿cuál es el escenario electoral en esta segunda vuelta?
Advierto que otra vez votaremos por proyectos individuales y por el menos malo de ellos. Eso me preocupa enormemente, pues considero que el trabajo de gobernar solo es posible a través de un equipo; los esfuerzos personales, individuales, son para sacarse una medalla de oro en tiro, en la jabalina; todo lo demás se hace en equipo. Ojalá que todo este esfuerzo pudiera traernos menos corrupción y paz... un poco más de felicidad.

Escrito por

Tania Temoche

Periodista, gestora cultural y emparejada con la poesía. Amante de las artes y de la buena lectura. Con esperanzas de un mundo sin fronteras


Publicado en